viernes, 17 de septiembre de 2010

"Enfermedades e higiene de los sistemas y aparatos"

Sistema Digestivo


Foto

Muchas han de ser las posibles enfermedades que pueden adquirir los órganos que forman parte del aparato digestivo. ¿Cuáles? Mencionemos las más usuales y su tratamiento Enfermedades del estómago: la úlcera se produce por un trastorno psicosomático o patológico (tensión psíquica prolongada y ansiedad) que impide la secreción adecuada de mucosidad, y la mucosa gástrica se erosiona o también por una secreción excesiva de jugo gástrico. ¿Cómo tratar a una persona con úlcera? A través de una dieta blanda en seis o más comidas al día para conservar alimentos en el estómago la mayor parte del tiempo. También la úlcera puede ser intervenida quirúrgicamente, cuando no responde la medida dietética. Enfermedades del hígado: la inflamación del hígado conocida como hepatitis, la cual puede ser causada por: virus, agentes químicos o venenos, por drogas, por bacterias, por amebas y por ciertas infecciones parasitarias. Cuando la hepatitis se hace crónica da lugar a la cirrosis, que suele darse, por la ingestión de una cantidad excesiva de alcohol, asociado a una dieta pobre. En ocasiones, la hepatitis aguda es tan grave que se destruyen casi todas las células hepáticas y el paciente fallece por fallo hepático o por obstrucción de los vasos sanguíneos que proceden del hígado. ¿Cómo tratar a una persona con hepatitis? Mediante la vacunación, lo que permite la prevención de la enfermedad. No existe tratamiento para las hepatitis agudas. Apendicitis: es la inflamación del apéndice (en el intestino grueso). Sus principales síntomas son: dolor en el lado derecho del vientre (bajo la línea que une el ombligo con la cadera), acompañado por vómitos, estreñimiento o, rara vez, diarrea. Peritonitis: es la inflamación del peritoneo (una membrana que recubre la cavidad abdominal), por acción de bacterias patógenas provenientes de la ruptura del apéndice (apendicitis mal cuidada) o por la perforación del estómago. Vómito: consiste en la expulsión brusca, por la boca, del contenido gástrico y, a veces, también del intestino. El vómito prolongado puede provocar deshidratación grave, y otros problemas que requieren de asistencia médica. Diarrea: es la defecación frecuente de materias generalmente líquidas. Se debe al paso anormalmente rápido de las heces por el intestino grueso, sin tener el tiempo suficiente para la absorción del agua. Las causas pueden ser bacterias patógenas, sustancias químicas, trastornos nerviosos o una irritación provocada en las paredes intestinales por los alimentos no digeridos. Una diarrea prolongada puede traer como consecuencia una deshidratación. ¿Qué otras medidas tomar para mantener una buena higiene del sistema digestivo? Procurar tomar los alimentos siempre a la misma hora. No comer en exceso. Tomar mucha agua (al menos 8 vasos diarios). Comer alimentos que tengan un alto contenido de fibra. Evitar ingerir alimentos que no se encuentren en perfecto estado de conservación. No comer carnes que no estén totalmente cocinadas. Lavar los alimentos con abundante agua, antes de comerlos. Hacer ejercicios. Preguntas 1. Mencione tres enfermedades provenientes del mal funcionamiento o alteración del hígado. 2. ¿En qué consiste la diarrea? 3. ¿Cuáles consideras que pueden ser las causas que ocasionan esta enfermedad? Plantee cuatro medidas que favorecen una adecuada higiene del sistema digestivo.Enfermedades del estómago: la úlcera se produce por un trastorno psicosomático o patológico (tensión psíquica prolongada y ansiedad) que impide la secreción adecuada de mucosidad, y la mucosa gástrica se erosiona o también por una secreción excesiva de jugo gástrico. ¿Cómo tratar a una persona con úlcera? A través de una dieta blanda en seis o más comidas al día para conservar alimentos en el estómago la mayor parte del tiempo. También la úlcera puede ser intervenida quirúrgicamente, cuando no responde la medida dietética. Enfermedades del hígado: la inflamación del hígado conocida como hepatitis, la cual puede ser causada por: virus, agentes químicos o venenos, por drogas, por bacterias, por amebas y por ciertas infecciones parasitarias. Cuando la hepatitis se hace crónica da lugar a la cirrosis, que suele darse, por la ingestión de una cantidad excesiva de alcohol, asociado a una dieta pobre. En ocasiones, la hepatitis aguda es tan grave que se destruyen casi todas las células hepáticas y el paciente fallece por fallo hepático o por obstrucción de los vasos sanguíneos que proceden del hígado. ¿Cómo tratar a una persona con hepatitis? Mediante la vacunación, lo que permite la prevención de la enfermedad. No existe tratamiento para las hepatitis agudas. Apendicitis: es la inflamación del apéndice (en el intestino grueso). Sus principales síntomas son: dolor en el lado derecho del vientre (bajo la línea que une el ombligo con la cadera), acompañado por vómitos, estreñimiento o, rara vez, diarrea. Peritonitis: es la inflamación del peritoneo (una membrana que recubre la cavidad abdominal), por acción de bacterias patógenas provenientes de la ruptura del apéndice (apendicitis mal cuidada) o por la perforación del estómago. Vómito: consiste en la expulsión brusca, por la boca, del contenido gástrico y, a veces, también del intestino. El vómito prolongado puede provocar deshidratación grave, y otros problemas que requieren de asistencia médica. Diarrea: es la defecación frecuente de materias generalmente líquidas. Se debe al paso anormalmente rápido de las heces por el intestino grueso, sin tener el tiempo suficiente para la absorción del agua. Las causas pueden ser bacterias patógenas, sustancias químicas, trastornos nerviosos o una irritación provocada en las paredes intestinales por los alimentos no digeridos. Una diarrea prolongada puede traer como consecuencia una deshidratación. ¿Qué otras medidas tomar para mantener una buena higiene del sistema digestivo? Procurar tomar los alimentos siempre a la misma hora. No comer en exceso. Tomar mucha agua (al menos 8 vasos diarios). Comer alimentos que tengan un alto contenido de fibra. Evitar ingerir alimentos que no se encuentren en perfecto estado de conservación. No comer carnes que no estén totalmente cocinadas. Lavar los alimentos con abundante agua, antes de comerlos.

1. Mencione tres enfermedades provenientes del mal funcionamiento o alteración del hígado. 2. ¿En qué consiste la diarrea? 3. ¿Cuáles consideras que pueden ser las causas que ocasionan esta enfermedad? Plantee cuatro medidas que favorecen una adecuada higiene del sistema digestivo.

Enfermedades del estómago: la úlcera se produce por un trastorno psicosomático o patológico (tensión psíquica prolongada y ansiedad) que impide la secreción adecuada de mucosidad, y la mucosa gástrica se erosiona o también por una secreción excesiva de jugo gástrico. ¿Cómo tratar a una persona con úlcera? A través de una dieta blanda en seis o más comidas al día para conservar alimentos en el estómago la mayor parte del tiempo. También la úlcera puede ser intervenida quirúrgicamente, cuando no responde la medida dietética.

Enfermedades del hígado: la inflamación del hígado conocida como hepatitis, la cual puede ser causada por: virus, agentes químicos o venenos, por drogas, por bacterias, por amebas y por ciertas infecciones parasitarias. Cuando la hepatitis se hace crónica da lugar a la cirrosis, que suele darse, por la ingestión de una cantidad excesiva de alcohol, asociado a una dieta pobre. En ocasiones, la hepatitis aguda es tan grave que se destruyen casi todas las células hepáticas y el paciente fallece por fallo hepático o por obstrucción de los vasos sanguíneos que proceden del hígado. ¿Cómo tratar a una persona con hepatitis? Mediante la vacunación, lo que permite la prevención de la enfermedad. No existe tratamiento para las hepatitis agudas.

Apendicitis: es la inflamación del apéndice (en el intestino grueso). Sus principales síntomas son: dolor en el lado derecho del vientre (bajo la línea que une el ombligo con la cadera), acompañado por vómitos, estreñimiento o, rara vez, diarrea.

Peritonitis: es la inflamación del peritoneo (una membrana que recubre la cavidad abdominal), por acción de bacterias patógenas provenientes de la ruptura del apéndice (apendicitis mal cuidada) o por la perforación del estómago.

Vómito: consiste en la expulsión brusca, por la boca, del contenido gástrico y, a veces, también del intestino. El vómito prolongado puede provocar deshidratación grave, y otros problemas que requieren de asistencia médica.

Diarrea: es la defecación frecuente de materias generalmente líquidas. Se debe al paso anormalmente rápido de las heces por el intestino grueso, sin tener el tiempo suficiente para la absorción del agua. Las causas pueden ser bacterias patógenas, sustancias químicas, trastornos nerviosos o una irritación provocada en las paredes intestinales por los alimentos no digeridos. Una diarrea prolongada puede traer como consecuencia una deshidratación.

¿Qué otras medidas tomar para mantener una buena higiene del sistema digestivo?

Procurar tomar los alimentos siempre a la misma hora.

No comer en exceso.

Tomar mucha agua (al menos 8 vasos diarios).

Comer alimentos que tengan un alto contenido de fibra.

Evitar ingerir alimentos que no se encuentren en perfecto estado de conservación.

No comer carnes que no estén totalmente cocinadas.

Lavar los alimentos con abundante agua, antes de comerlos.



Sistema respiratorio


Este sistema es el encargado de proporcionar el oxigeno que necesita nuestro organismo y de retirar el CO2. Aquí veremos las enfermedades que afectan al pulmón y las relacionadas con una función respiratoria alterada.

Algunas de las enfermedades que se pueden causar si no previenes.
http://www.pulevasalud.com/ps/subcategoria.jsp?ID_CATEGORIA=2180

http://www.profesorenlinea.cl/Ciencias/SistemaRespiratorio.htm

Salud e higiene del aparato circulatorio

La salud del aparato circulatorio está estrechamente relacionada con los hábitos alimenticios y de
comportamiento en nuestra vida diaria.

La alimentación ha de estar basada en las dietas tradicionales elaboradas en casa a base de productos naturales en las que predominen los componentes vegetales sobre los animales, una alimentación rica en frutas y verduras, en cereales integrales, en legumbres y aceites ricos en grasas insaturadas que se encuentran en el pescado graso, el pollo, las nueces y en muchos tipos de aceite vegetal que no aumentan el nivel del colesterol, sino que, incluso, ejercen un efecto protector sobre el corazón y el sistema circulatorio.

El ejercicio físico hace que el corazón lata más deprisa y con más fuerza. De esta forma se hace cada vez más potente, trabaja con más facilidad y bombea más sangre en cada latido. Es muy importante realizar un ejercicio físico acorde con nuestra edad y forma física para que sea beneficioso para nuestro organismo. Los esfuerzos excesivos son tan nocivos como la vida sedentaria.

El stress. La sociedad actual, por su carácter competitivo, crea en sus ciudadanos un estado de tensión emocional o stress que repercute en la salud. Este estado emocional conlleva un aumento de la presión arterial, causa de enfermedades cardíacas. Una nueva actitud vital menos competitiva y la adopción de unos hábitos más relajantes ayudará a evitar el stress.

El hábito de fumar. Los fumadores tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas como la arterioesclerosis. La arterioesclerosis coronaria es responsable de buena parte de la mortalidad de los fumadores.
Existe una relación entre el hábito de fumar y las enfermedades coronarias. Produce un aumento relativo del riesgo en personas menores de 50 años, convirtiéndose en el factor de riesgo más importante en hombres jóvenes y mujeres.

Prevención

Se debe comer diariamente una diferente gama de alimentos pertenecientes a las cinco grandes categoría alimentación sana: pan, cereales y otros productos a base de grano, fruta, verduras, carne, pollo, pescado, huevos y otras fuentes de proteínas vegetales, tales como las alubias, los guisantes, las nueces y las semillas y productos lácteos. Los carbohidratos cubren, aproximadamente, del 50 al 55% de las necesidades energéticas, las proteínas un 15 % y las grasas un 30%, Sin embargo, una gran parte de la población del mundo occidental consume demasiada grasa e ingiere una elevada proporción de carbohidratos en forma de azúcar refinado, el cual carece de vitaminas, minerales y de fibra.
Al reducir el consumo de grasas también se reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. Siempre que te sea posible intenta consumir grasas insaturadas en lugar de las saturadas. Estas últimas se encuentran en la carne roja, la leche, el queso, el aceite de coco y de palma, la mantequilla y también en los alimentos procesados, incrementando el nivel del colesterol en sangre, el cual, a su vez, aumenta la acumulación de grasa en las arterias. En cambio, las grasas insaturadas que se encuentran en el pescado graso, el pollo, las nueces y en muchos tipos de aceite vegetal no aumentan el nivel del colesterol, sino que, incluso, ejercen un efecto protector sobre el corazón y el sistema circulatorio.

Sistema excretor

Archivo:Sistemaurinario.png


El aparato urinario humano se compone, fundamentalmente, de dos partes que son:

  • Los órganos secretores: los riñones, que producen la orina y desempeñan otras funciones.
  • La vía excretora, que recoge la orina y la expulsa al exterior.

Está formado por un conjunto de conductos que son:

  • Los uréteres, que conducen la orina desde los riñones a la vejiga urinaria.
  • La vejiga urinaria, receptáculo donde se acumula la orina.
  • La uretra, conducto por el que sale la orina hacia el exterior, siendo de corta longitud en la mujer y más larga en el hombre denominada uretra peneana.

Enfermedades del aparato urinario

El sistema urinario puede presentar inflamaciones o infecciones como:

Cistitis

Es la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria, con infección o sin ella. Puede tener distintas causas. Los síntomas más frecuentes son: aumento de la frecuencia de las micciones, presencia de turbidez de la orina. La causa más frecuente de cistitis es la infección por bacterias gram negativas. Para que un germen produzca cistitis, primero debe de colonizar la orina de la vejiga (bacteriuria) y posteriormente producir una respuesta inflamatoria en la mucosa vesical. A esta forma de cistitis se le denomina cistitis bacteriana aguda. Afecta a personas de todas las edades, aunque sobre todo a mujeres en edad fértil o a ancianos de ambos sexos. Otras formas de cistitis son la cistitis tuberculosa (producida en el contexto de una infección tuberculosa del aparato urinario), la cistitis química (causada por efectos tóxicos directos de algunas sustancias sobre la mucosa vesical, por ejemplo la ciclofosfamida), la cistitis glandular (una metaplasia epitelial con potencialidad premaligna) o la cistitis intersticial (una enfermedad funcional crónica que cursa con dolor pélvico, urgencia y frecuencia miccional).

Insuficiencia renal aguda

Algunos problemas de los riñones ocurren rápidamente, como un accidente que causa lesiones renales. La pérdida de mucha sangre puede causar insuficiencia renal repentina. Algunos medicamentos o sustancias venenosas pueden hacer que los riñones dejen de funcionar. Esta baja repentina de la función renal se llama insuficiencia renal aguda.

La insuficiencia renal aguda puede llevar a la pérdida permanente de la función renal. Pero si los riñones no sufren un daño grave, esa insuficiencia puede contrarrestarse con una operación quirúrgica. En la mayoría de los casos, la operación quirúrgica, es un trasplante renal, dejando los que ya posee la persona y poniendo].

Aparato reproductor Masculino y Femenino





http://www.monografias.com/trabajos24/enfermedades-sexuales/enfermedades-sexuales.shtml





1 comentario:

  1. Maestra:

    Le recomiendo que no copie texto de otros sitios, mejor redacte sus propios escritos y, si necesita el artículo que piensa copiar, mejor utilice un vínculo que dirija a su público a él y explique las razones para ello. Eso le dará más originalidad a su blog y evitará que haya cientos iguales. Sobre alguno de los escritos hay mas de 138 sitios que tienen la misma publicación.

    Saludos.

    ResponderEliminar